La ortonixia es un tratamiento no invasivo que se realiza en las uñas encarnadas, problemáticas o dolorosas por culpa de su forma, consiguiendo en la mayoría de los casos evitar la cirugía.

Este tratamiento consiste en la reeducación de la lámina ungueal reconduciendo o corrigiendo su forma durante su crecimiento.

Esta consiste en la aplicación de un pequeño alambre o lengüeta plástica para corregir la curvatura de la uña y su posición para evitar que siga causando dolor al paciente. La técnica es parecida a la que usan los dentistas en la ortodoncia.

Es un tratamiento muy efectivo y nada doloroso que no requiere anestesia

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted